• Gestalt Online

    Bienvenidos

    Este es un espacio donde encontrarás temas de interés educativo, sexualidad, vida en pareja, autoestima y todo lo relacionado con tu sanación emocional y espiritual en un ambiente de respeto y cordialidad en contacto con profesionales del tema que te orientarán y apoyarán en tus dudas.

  • Opción Terapéutica Profesional

    Gestalt Online, tambien te proporciona la oportunidad de tomar un proceso terapéutico ajustándose a los tiempos y espacios mas convenientes para ti con la misma seriedad y profesionalismo que la terapia presencial.

    Consulta la disponibilidad de nuestros especialistas.

  • Formación, Cursos y Diplomados

    Además ponemos a tu disposición diplomados y cursos que te permitirán avanzar a nivel personal o académico con lo más actualizado en conocimientos y avalados profesionalmente por instituciones educativas registradas. Que lo disfrutes.
  • 1
  • 2
  • 3

Temas de Hoy

  • Autoestima
  • Sanando
  • Autoestima
  • Sanando
  • Psicología


Adictos a la Tecnología, ¿soledad en la vida real?


Dentro de los problemas sociales y de salud más comunes a la alza, se encuentran las adicciones, mismas que han sido abordadas desde varias perspectivas educativas, con la finalidad de contrarrestar el grave inconveniente que ocasionan a la sociedad y familia.


Entre las adicciones más comunes que se presentan actualmente, encontramos la adicción a los aparatos inteligentes, la gente hace uso de estos de manera indiscriminada, en cualquier lugar y momento del día.


Las adicciones generan un daño a los humanos, como es bien sabido, destruyen relaciones y vínculos afectivos, desintegran familias, crean familias disfuncionales.


De hecho existen campañas para prevenir y contrarrestar las adicciones, existen clínicas especializadas y un sinfín de señales de alerta para evitar que la humanidad ingiera sustancias nocivas para la salud e incurra en comportamientos destructivos.

Seguir Leyendo...


El poder de decidir.


 Una decisión es el producto final del proceso mental-cognitivo específico de un individuo o un grupo de personas u organizaciones, el cual se denomina toma de decisiones, por lo tanto es un concepto subjetivo. Es un objeto mental y puede ser tanto una opinión como una regla o una tarea para ser ejecutada y/o aplicada.

En términos más precisos, un objeto mental D es una decisión si éste fue obtenido por una elección consciente de 'sólo una opinión o una acción (desde un conjunto conocido de alternativas), y es designado para una aplicación.

Seguir Leyendo...


Ego y Autoestima ejercicios diarios


 Es un tema interesante y con una respuesta nada fácil, debido a que paradójicamente entre menos autoestima hay, le das más poder al Ego, com una balanza que debe nivelarse. Para entender esta diferencia, el ser humano debería comenzar por practicar el silencio como un estilo de vida, haciendo periodos durante el día, en donde medite y logre profundizar en sí mismo, logrando con el silencio exterior, crear un silencio interior que lo permita. Hoy en día vivimos con dificultades para expresar y explotar nuestro verdadero ser, no experimentamos nuestra propia naturaleza y nos llenamos de ruidos y distractores que hacen cotidiana la evasión del ser interior, porque "eso no es lo de moda".

Evadimos sistemáticamente el silencio, interno y externo, vivimos llenos de estímulos, estereotipos, clichés y máscaras que dificultan al ser humano verse como realmente es.
Muchas mujeres viven pensando qué y cómo cambiar esa parte de ellas, que no les agrada, ya sea física o emocionalmente, sin tomar consciencia que al permitir esto, se distancian cada día más de su verdadera esencia, llenando con ello de frustraciones y vacuidades su vida.

Seguir Leyendo...


¿Por qué es importante aprender a tomar decisiones?


 

En la vida tomamos decisiones a cada momento, desde que te levantas por las mañanas o no, te cepillas los dientes o no, te bañas o no, hasta todo lo referente a situaciones fundantes en tu vida.


Algunas decisiones son difíciles de tomar porque determinan gran parte de nuestro presente y de nuestro futuro, ¿cómo saber cuál es la decisión más acertada?, ¿Cómo determinar si te equivocaras o lograras tu objetivo?, en algunas ocasiones podrás proyectarte y visualizar lo que en determinado caso puede suceder, pero no siempre es así.

Seguir Leyendo...


Trastorno Bipolar en Niños


Existe gran controversia debido al aumento en el número de niños Diagnosticados en los últimos años con Trastornos Bipolares, principalmente en Estados Unidos de Norteamérica, y existen varias causas posibles de este incremento.


Se ha argumentado que el reduccionismo biomédico, el abandono del tratamiento de los traumas, los factores de fijación, la influencia de la Industria Farmacéutica y el sobre diagnóstico, (principalmente el en sistema de salud de Estados Unidos) contribuye a la epidemia del desorden bipolar en población Pediátrica.


El desorden bipolar (DB, por sus siglas en Español o desorden bipolar Pediátrico DBP), conocido formalmente como "Maníaco Depresivo", caracterizado por los cambios extremos en el estado de ánimo que va desde el estado "bajo depresivo, al alto" (éste se caracteriza por sentimiento de felicidad excesiva o furia).

Seguir Leyendo...

Videos

Ultimas Publicaciones

  • 14 cosas a las que debes decir NO para sentirte mejor contigo mismo +

    Muchas veces en nuestra vida se encuentran aspectos a los que debemos renunciar para que esta sea más fácil. A veces sentimos esa necesidad falsa de aferrarnos tanto a algo que… Seguir Leyendo...
  • 10 verdades que todos los pre-adolescentes deberían saber +

    Esta es una adaptación y traducción de una columna de Kari Kampakis, columnista y bloguera que escribe para diferentes medios sobre familia, adolescencia y niñez. En la siguiente columna, dedica… Seguir Leyendo...
  • Adictos a la Tecnología, ¿soledad en la vida real? +

    Adictos a la Tecnología, ¿soledad en la vida real? Dentro de los problemas sociales y de salud más comunes a la alza, se encuentran las adicciones, mismas que han sido abordadas… Seguir Leyendo...
  • 1

Gestalt OnLine, Liberando al Ser Humano

El derecho a la tristeza

Feb 28 2015

Los niños tienen dos obligaciones. Una, saludable, es la obligación de crecer y dejar de ser niños. Y la otra, más complicada, es la de ser felices, o más bien, la de escenificar felicidad para los adultos. Estas dos obligaciones resultan un poco contradictorias, pues creciendo y abandonando la infancia las personas descubren, por ejemplo, que los helados no son gratis.

Así, se hace más difícil dar brincos sonriendo por los parques a la espera de que la máquina fotográfica de papá inmortalice aquel momento. En resumen, si obedezco la obligación de crecer, desobedezco la obligación de ser feliz. El descubrimiento de esta contradicción puede llevar a un niño a desistir de crecer. Y puede traer tristeza (a veces desesperación) a la vida de cualquier pequeño, preocupado por ser, para la familia entera, el representante de la felicidad que los adultos pierden (por ser adultos, por qué que la vida es dura, por qué la espalda duele, por el cansancio y el estrés, o simplemente por qué ni siquiera sabemos bien a bien lo que queremos.)

 

La idea de la infancia como una época específica, muy distinta a la vida adulta, sin las cadenas de los deseos sexuales, sin la fulminante necesidad de ganarse la vida, es reciente. Tiene poco más de 200 años. Idealizar la infancia como una época feliz es una pieza central del sentimiento y de la ideología de la modernidad. Resulta crucial recordar esto en el momento en que se nos invita a echar un vistazo a los índices y signos de depresión en los niños.

Y es que esa invitación es irresistible, pues un niño deprimido contraría a nuestro deseo de verlo feliz. Un niño o una niña tristes nos privan de un espectáculo al cual creemos tener derecho: el espectáculo de la felicidad a la que aspiramos, por la que nos sentimos frustrados y que relegamos a los niños como una tarea. "Mi hijo, mi hija, sean felices por mí". Basta escuchar a los adultos hablando de sus hijos tristes para constatar que la vida de un niño es sistemáticamente desconocida por aquellos que parecen preocuparse por la felicidad de su retoño. "¿Cómo es posible? Después de todo lo que hacemos e hicimos por ella" o "¿Cómo puede ser? si no tiene preocupación alguna, apenas es un niño". Un niño triste es visto como una especie de desertor, como alguien que abandonó su lugar en la pieza de vida de los adultos, tiró su traje de payaso.

Un consejo a los adultos (padres, terapeutas, etc.): cuando un niño parece estar deprimido, lo más urgente no es reconocer los "signos" de una enfermedad e inventar formas de devolver una sonrisa de caricatura. Lo más urgente, por su bien, es reconocer que un niño tiene el DERECHO a estar triste, porque no se trata simplemente de un muñeco cuya euforia debe resarcir los daños y pérdidas de nuestra existencia; él tiene una vida propia.

Una observación más para evitar la precipitación. Aparentemente, en las últimas décadas, la depresión se ha convertido en una enfermedad muy común. ¿Acaso somos más tristes que nuestros padres y antepasados cercanos? Creo que no. Los rumores dicen que la depresión ha sido promovida como una enfermedad por la industria farmacéutica, cuando encontraron un remedio que podían comercializar para "curarla". Pero esto sería lo de menos. Es más importante notar que la depresión se convirtió en una enfermedad tan relevante (por el número de enfermos y por la gravedad del sufrimiento) porqué se trata de un pecado contra el espíritu del tiempo. Quien se deprime no sale de pesca y mucho menos tiene el deseo de subirse a un tranvía andando. ¿Acaso lograremos transformar también la tristeza infantil en un pecado? Por supuesto que sí. De hecho, mañana, cuando tu hijo vuelva de la escuela, además de verificar que no tiene algún moretón, también revisa si no está deprimido. Y, si fuera el caso, castígalo, y es que, después de todo, ¿cómo se atreve? si le acabas de comprar el iPhone 6. Y si el castigo no basta, entonces pastillas y terapia. Cualquier cosa para evitar terminar admitiendo que la infancia no es un paraíso.

Un texto de Contardo Calligaris