• Gestalt Online

    Bienvenidos

    Este es un espacio donde encontrarás temas de interés educativo, sexualidad, vida en pareja, autoestima y todo lo relacionado con tu sanación emocional y espiritual en un ambiente de respeto y cordialidad en contacto con profesionales del tema que te orientarán y apoyarán en tus dudas.

  • Opción Terapéutica Profesional

    Gestalt Online, tambien te proporciona la oportunidad de tomar un proceso terapéutico ajustándose a los tiempos y espacios mas convenientes para ti con la misma seriedad y profesionalismo que la terapia presencial.

    Consulta la disponibilidad de nuestros especialistas.

  • Formación, Cursos y Diplomados

    Además ponemos a tu disposición diplomados y cursos que te permitirán avanzar a nivel personal o académico con lo más actualizado en conocimientos y avalados profesionalmente por instituciones educativas registradas. Que lo disfrutes.
  • 1
  • 2
  • 3

La Autoestima, soy o me parezco.


La Autoestima, soy o me parezco.  


  La autoestima, un tema muy común, lo que mucha gente busca encontrar, fomentar  e incrementar con la finalidad de sentirse mejor, por lo que nos evocaremos al principio de este concepto abstracto, sencillamente podemos decir que la autoestima es la imagen, discrepante o no, que existe entre lo que pensamos que somos y lo que nos gustaría  ser, es decir,  es como valoramos lo que pensamos que somos.

     Comúnmente se dice  que si tenemos autoestima “alta” o “baja”, de lo cual depende nuestro sufrimiento o nuestra dicha en la vida,  relaciones interpersonales sanas y prosperas o bien destructivas que degeneran cada día  más al ser humano.

 

     El mayor cuestionamiento por parte del consultante en la terapia es,  ¿Cómo le hago para elevar mi autoestima?, lo cual implica un trabajo muy fuerte y profundo en nuestro interior, para regresar a nuestros orígenes y descubrir  dónde aprendí, esta forma de aceptarme o rechazarme, de quién lo adquirí.

     Existen cinco áreas importantes en el ámbito de la autoestima es importante mencionar:  social (que implica como nos sentimos en las relaciones interpersonales) Académica (como nos percibimos como estudiantes o profesionales), familiar (como fui aceptado, amado o rechazado dentro del sistema familiar) Imagen corporal  (como nos percibimos corporalmente, nos gusta lo que vemos o lo criticamos) autoestima general ( como nos  visualizamos en general.

     Se dice que una persona tiene una autoestima alta cuando se acepta, valora y reconoce sus habilidades, aptitudes y actitudes, dejando de lado la crítica y la devaluación; este sería el ideal de amor a si mismo, aunque no es así de fácil para mucha gente, debido a que nuestra aceptación se encuentra sujeta a ajustarse muchos parámetros que la misma sociedad ha impuesto,  aun dentro de la familia.

     Dentro de estos parámetros podemos comenzar por  la familia quien proporciona desde el momento de la concepción, la sensación de aceptación, amor y sentirse bienvenido, desde la expectativa de muchos padres de que sea niño o niña, en la primera infancia y posterior a esta, cumplir con las expectativas, hasta llegar a la vida adulta, en donde aun que siguen esperando que cumplamos o correspondamos a lo que la familia nos dio y en consecuencia se dejen de lado las propias inquietudes y carisma.

     Los medios de comunicación han influido fuertemente en la aceptación del cuerpo, expresiones y preferencias, se espera un cuerpo perfecto, dependiendo de la moda, un cuerpo extremadamente esbelto, o bien voluptuoso, un estilo del cabello, y esto puede afectar principalmente a la mujer, debido a la eterna competencia entre las mismas mujeres, quienes tienden a rechazar a quien se encuentra fuera de los estándares de “moda”.

     Podríamos poner un sinfín de ejemplos que nos permitan observar como los estándares sociales afectan al ser humano, ya sea la estatura, el peso, el color de piel, de cabello, el no verse con la ropa de moda igual al icono impuesto ,  en fin  la autoestima es un trabajo cotidiano, en el que  debemos remontarnos al trabajo más profundo de nuestro ser y nuestra espiritualidad, en donde no hay mayor cabida para la banalidad, si no por el contrario, es sumergirse al hermoso mundo del autodescubrimiento, de apreciar y agradecer a la vida o al ser supremo que creamos, por todo lo que el universo nos regala cotidianamente.